Ir al contenido principal

Confesiones

Esta es una nueva sección de mi blog en la que voy a desahogarme de las cosas que llevo dentro.. creo que eso me ayuda a ser mejor cada día.

El día de hoy les contaré acerca de mi temor por las matemáticas.

Si, no sé absolutamente nada de matemáticas, osea... sé lo básico, sumar, restar, multiplicar, dividir, pero nunca aprendí a factorizar, ni raíz cuadrada, ni parabolas, ni absolutamente nada que signifique más alla de lo arriba mencionado.

De hecho, me quede supletorio toda mi vida de bachillerato en matemáticas.

Si, lo mío definitivamente son las letras, nada de números por mi lado.

Aún recuerdo 5to grado - 6to año básico le dicen ahora - me quede supletorio porque no sabía dividir... aprendí recién en primer curso, cuando ya sabían raíz cuadrada y numeros irracionales, siempre copié los deberes, le decía a Angel que me diga las lecciones.

En tercer curso, no aprendí nada en absolutamente todo el año, es más... nisiquiera me interesaba, como era costumbre... me quede supletorio otra vez, no pasé el primer examen, me dieron el examen para que me lo aprenda, tampoco lo pasé... supongo que así debió pasar.
Estoy casi segura que el segundo examen que dí estaba correcto, solo que el viejo de matemáticas me tenía pica..

Llegamos a Sexto Curso, exámenes de grado, nos dieron 5 cuestionarios de los cuales me aprendí solamente el primero y el quinto y usé la ley de la atracción para que nos toque el primer cuestionario, Definitivamente, hay un Flaco allá arriba, me tocó el primer cuestionario y logré graduarme con 18 en matemáticas.

Sin saber nisiquiera factorizar.

Nunca descubrí cual era realmente mi temor, quizás por eso no soy tan apegada a las ciencias lógicas y me incliné por las letras, mis padres me pusieron mil profesores, pero a ninguno les entendía... ¡Qué Raro!

Triste, pero cierto.

That's All.

Comentarios

Chica MIgraña ha dicho que…
jajajaaj esa huevada siempre nos pasa en el colegio a las personas que nos gusta la literatura, el arte o las ciencias sociales mucho mas que las ciencias exactas... creo que esto sucede porque todas las personas tenemos distintos tipos de inteligencia....

yo como tu en el colegio odiaba las matematicas y la contabilidad... pero si fui perruña y todo sacaba 20 o 19 ¡y hasta me exoneraron algunas veces! en lo unico que si patalee hartisimo fue en sexto curso cuando me enseñaron logaritmos... esa mierda nunca me entró...

ah! y en las vacaciones de 3ero para ir a 4to curso nos mandaron de plan vacacional la miscelanea de factorizacion, como yo era vaga para los deberes, yo me dije en ese instante: "chucha me cagaron las vacaciones" pero gracias a Diositu encontre un panita politecnico que me resolvio esa guevada en una noche, sin cobrarme nada a cambio ni nada!! jajaja en ese tiempo yo era perita en la materia para resolver esos casos pero simpere fui vaga para hacer deberes y lo que es peor, nunca le vi la logica a las matematicas, solo me aprendia de memoria, de lo contrario me acordaria de algo ahora.

la contabilidad si que la aprendi a la fuerza y aunque a esa materia le veia mas sentido, la odiaba y alfinalizar el colegio jure nunca ver nada realcionado a aquello.... pero en mis trabajos me toco aprender CONTABILIDAD BANCARIA, aunque no es la gran guevada pero a menos en mi ex trabajo siempre sufria por tener que cuadrar cuentas contables, no era muy diestra para hacerlo y me cotaba mucho encontrar diferencias...


MGAC

Entradas populares de este blog

Solteros que viven dentro de las faldas de sus madres

Este post es inspirado por mi amiga personal Paulina, que cuenta con mi estima eterna y agradecimiento infinito ya que sus primeros consejos me sirvieron para saber como reaccionar con carácter ante un mundo de mentalidad machista.

¿Alguien alguna vez vio "Soltero en casa" (FailuretoLaunch)?

En Américalatina, no se toma tan literal la temática de la película en cuestión ya que no somos tan "openmind", sin embargo... Tenemos que reconocer que a veces nos solemos topar con los típicos "solteros en casa" que aún a sus veinte/treinta/cuarenta y tantos años están pegados a sus madres con el cordón umbilical.

Entonces, surge una nueva problematica femenina...
Mujer que tienes una relación con un hombre que padece de mamitis, que cree que su madre es el sinónimo de la virgen maría, que tienes que pasar la barrera de conocer a su madre y que dicha señora te apruebe para que el sujeto te tome en serio... ¿Qué harías?.

En lo personal, ya que me ha tocado ser participe d…

Esa capacidad de pensar muchas cosas al mismo tiempo...

"I knowwhatittakestomoveon
I knowhowitfeelstolie
All I wantto do
Istradethislifeforsomethingnew
Holdingontowhat I haven't got" // LinkinPark - Waitingfortheend.Mi problema es que vivo acelerada y no aprendo a relajarme.
Quiero que las cosas sucedan y que sucedan ya. Eso no fuera un problema si las cosas se dieran como yo las pienso, muchas veces he dicho que soy multitasking, capaz de pensar mil cosas al mismo tiempo aunque no pueda hacer dos al mismo tiempo.
Supongo que si le bajo un poco al velocímetro, si trato de relajarme, si cojo las cosas por como vienen y no por cuando piensan venir, todo será más tranquilo... la situación complicada radica en como le digo a mi cuerpo que haga lo que mi cerebro piensa, porque cuando algo/alguien aparece, se desconecta todo.
Pero es una necesidad y más que una necesidad es una constante aprender a controlarme ya que pensaba que había superado la etapa de las mejillas rojas y ver hacia a otro lado cuando algo me incomodaba y/o/u me avergon…

Luchando contra la sociedad que presiona por títulos

¿Se han dado cuenta de que todo en esta vida es un título?

A lo largo de los años, todos luchamos por un título, una "meta" que es el resultado de haber estudiado (luchado) 18 años, más si decides estudiar en la Universidad y dependiendo, además, de la carrera que escojas.

Isla Santay, 2017. Foto: Jorge Duman.
Ojo, no estoy en contra de eso, no me malinterpreten. Estudiar es muy importante, es lo que te da una base para ser un profesional preparado en tu medio. Pero no, la excelencia no te la garantiza un título, muchos profesionales han obtenido su título de forma dudosa y eso no los hace buenos, obviamente. Así como hay personas que por ABC motivos no han terminado sus carreras y eso tampoco los hace malos profesionales. En este caso, el título importa, pero no es lo más importante. Son los conocimientos adquiridos los que te llevan a desempeñarte con excelencia en el área que escogiste.

Y aunque sé que el tema anterior se presta para debates, la realidad es que no es esa c…