lunes, 29 de noviembre de 2010

Let it fill my soul and drown my fears..

Ella caminaba, bajo el sol porque bajo la sombra van los cojudos.
solía avanzar poco durante el día, su meditación crecía en las noches.
donde la oscuridad era su única compañía y podía compartir unos vinos con la ausencia.
ella no sabía que esperar, simplemente se limitaba a divagar.
pero no se sentía sola, porque sus divagaciones de pronto la despertaban con ideas fabulosas.

Ideas que ella nunca creyó tener.
Ideas que ella sabía que eran factibles solo en si ella ponía de su parte.
Ideas que la ayudarían a gobernar sus pasos y salir adelante.

No era cuestión de manejar aptitudes ni actitudes, era cuestión de aprender a manejar su vida.
ella no tenía problemas con la soledad, la abrazaba como a una vieja amiga, la que siempre le ayudaba a sacar excelentes conclusiones.

Ella se sentía feliz, porque en su soledad había avanzado más de lo que se había esperado.
Pero de pronto sintió un temor, un temor de algo que nunca le había importado... ¿Qué sucedería cuando quisiera retornar al mundo real?, y seguía meditando.

pero de pronto, ella se dió cuenta que las ideas eran reales, que la meditación la terminó hace meses y que su temor no tenía razón de ser porque sin darse cuenta, sus ideas la habían llevado a lo que era ahora... y entonces, se encontró en una nueva etapa.. en la etapa de reconocimiento.

De saber quien era ella, de cual era su objetivo.

Peace and Love.

That's All.

1 vivencias:

Solange Molineros dijo...

vale nena, que este tipo de experiencias sirve para mirarte al espejo y amarte tal cual eres, reconocerte, saberte tal cual y no querer cambiar.

a veces es mejor abrirse un poco y calmar las ideas.

#justsaying jaja!

besos

Gente que me lee

Vivencias pasadas

Cosas de las vivencias:

Check PageRank