viernes, 27 de mayo de 2011

Hablemos de egos injustificados...

"El elogio en boca propia desagrada a cualquiera." // Diógenes de Sínope

Si hay algo que me molesta bastante es el ego injustificado.

Yo puedo entender que una persona tenga logros, todos nacimos con la capacidad de ser exitosos, unos lo logran y otros no.

Cuando tienes éxito en algo, el ser humano en general - y perdón si peco en generalizar - tiene una manía, subrayar una y otra vez su éxito.

Y está bien, sí algo te hace feliz DEBES sentirte orgulloso, tu esfuerzo te costó. Pero hay otro tipo de personas que sólo mencionan sus "éxitos" o lo que es peor, se dan a notar con una pantalla de persona exitosa.

Aquí es donde voy a empezar a dar mi opinión personal, ustedes me dirán si están de acuerdo conmigo.

Yo valoro a las personas luchadoras, aquellas que se levantan a diario con ganas de seguir creciendo, aquellas personas que día a día se enfrentan a la vida con su mejor actitud, no añorando felicidad, más bien forjando su destino.

Entro en un dilema, cuando aquellas personas que al parecer lo han conseguido todo, destacan sus labores como una cosa única, o en el peor de los casos, vociferan una y otra vez cosas que no tienen, viviendo en un mundo de fantasía.

Sí eres una de estas personas, con todo respeto, permiteme decirte que vales verga.

Y sonará bastante grosero, pero soy una persona que no tolera, acepta y mucho menos considera a aquel que tiene un ego injustificado, pues es de conocimiento popular que la gente más exitosa no es aquella que sobresale, más bien trata de elaborar sus proyectos en la menor atención publica posible, porque se desconcentran.

Los egos injustificados son la plaga de este mundo, porque la gente de mente débil envidia aquello que no posee, inventando estrategias para arrebatar, plagiar, mendigar parte de la añorada felicidad.

Sucede lo mismo cuando las personas que no tienen ni la más mínima esperanza de triunfar se vuelven críticos destructivos de algo que jamás lograrán... O está la otra clase de personas que se aprovechan del éxito ajeno para conseguir algún beneficio, más conocidos en el mundo como attention whores.

Para finalizar, recuerda que el ego injustificado no te beneficia en nada, más bien, te ayuda a volverte una persona fantasiosa que vive de mentiras por el que dirán, que no te da de comer ni mucho menos te vuelve mejor persona.

Buen feriado.

That's All.

0 vivencias:

Gente que me lee

Vivencias pasadas

Cosas de las vivencias:

Check PageRank