Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de abril, 2013

Nadie me dijo

Nadie me dijo que la vida era dura, lo descubrí sola. Nadie me dijo que ser mujer era complicado, lo descubrí sola. Nadie me dijo que a las mujeres no les gusta el hombre perfecto porque se aburren, lo descubrí sola. Nadie me dijo que iba a vivir inconforme, lo descubrí sola. Nadie me dijo que la vida es un reto, lo descubrí sola. Nadie me dijo que la diplomacia es prima hermana de la hipocresía, lo descubrí sola. Nadie me dijo que el amor no "aparece de la nada", lo descubrí sola.
Nadie me dijo que a los 23 iba a tener crisis de inspiración y ubicación, lo estoy descubriendo. Nadie me dijo que tenía libertad de pensar, pero no de decir, lo estoy descubriendo. Nadie me dijo que las cosas obvias no parecen tan obvias cuando las sientes, lo estoy descubriendo.
Nadie me dijo pero no me quejo, me encanta descubrir... creo.

Conocí al mejor ser humano del mundo

Y ese ser humano me dejó, el lunes 8 de abril de 2013 a la 1:30AM, después de 8 años de luchar contra el cáncer, cuando apenas le daban 3 meses de vida.
Todos tienen abuelos o los han tenido y creen que son los mejores. Tal vez les suene cliché lo que diré, la verdad no me interesa. Este post lo escribo porque mi abuelo merece que la gente conozca un poco más de mi relación con él.
Mi abuelo y yo eramos almas gemelas, los dos agnósticos de la familia, adictos a la lectura, podíamos leer y releer mil veces un libro y siempre encontrábamos detalles que no nos habíamos percatado.
Recuerdo mucho que los primeros viajes de mi vida los hice con mis abuelos, quienes iban a verme los fines de semana a mi casa y me llevaban a la playa a comer ceviche, mientras me contaban cosas de la vida. 
Mi abuelo fue el hombre más generoso que conocí, él me enseñó que lo más importante es darle algo de ti a la gente que realmente te importa, porque quizás un día ya no los tengas. A él le debo que nunca me…