Ir al contenido principal

¿Y a mí quien me salva?

Acabo de tener un dejavú.

Recapitulemos, han pasado muchas cosas éste año. El 2015, de lejos, ha sido uno de los mejores años que he tenido en mi vida. Cambié de trabajo, conocí mucha gente hermosa, lidié con las experiencias y fui consolidando una actitud que realmente empezó el año pasado, el positivismo.

Mi mamá siempre me decía que había que ser positiva, que uno atrae lo que dice y para mí era puro blablabla. La critiqué miles de veces por poner frases positivas en Facebook, me parecía pura basura mental. Sin embargo, luego me di cuenta de que era cierto, que la palabra tenía poder. Que, en serio, atraes todo lo que dices, sea positivo o negativo.

Poco a poco lo fui asimilando, me liberé de lo que yo consideraba malo para mí, fui rodeándome de gente buena. Hice una limpieza general. Me liberé de la gente "por compromiso" y me quedé con las personas que realmente me aportaban. No fue fácil, de hecho, aún estoy lidiando con eso. Y así, empezó mi proceso de convertirme en "una persona de luz", según dice mi amigo Jorge.

Para mucha gente fue chocante, que de la nada me convierta en una persona "buena vibra", que deje de lado, de verdad, mi lado hater. Y cuando abrí los ojos sólo me di cuenta de que ese haterismo había desaparecido. Ya no tenía odio por nada, la frustración había desaparecido. Y no entendía porqué las personas, día a día, estaban tan envenenadas en redes sociales. ¿Por qué hay tanto destile de odio?

Basta con entrar a Twitter, parece que las personas estuvieran listas para disparar con palabras a quien sea. Una opinión fuera de lugar y saltan los dueños de la verdad a querer imponer su criterio por encima del tuyo. 

Entonces simplemente me alejé. Posteaba lo mío y me iba, casi no interactuaba y así la magia de Twitter se perdió para mí. Pero estaba mal, porque no puedes vivir en una burbuja, no puedes hacerte de oídos sordos y como si nada pasa. Debes enfrentarte a la oscuridad para que la luz prevalezca. 

Ahora, conversando con un amigo, él me decía que yo lo había salvado, que mi actitud lo inspiraba a ser mejor. Y se siente bello que te digan esas cosas, pero me quedé pensando, ¿Y a mí quien me salva?, ¿Qué hacer cuando sientes que estás a punto de "abrazar la oscuridad"?

Y nada, fue ahí cuando me di cuenta que la fuerza viene de uno mismo. Lo que das, te lo das. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Solteros que viven dentro de las faldas de sus madres

Este post es inspirado por mi amiga personal Paulina, que cuenta con mi estima eterna y agradecimiento infinito ya que sus primeros consejos me sirvieron para saber como reaccionar con carácter ante un mundo de mentalidad machista.

¿Alguien alguna vez vio "Soltero en casa" (FailuretoLaunch)?

En Américalatina, no se toma tan literal la temática de la película en cuestión ya que no somos tan "openmind", sin embargo... Tenemos que reconocer que a veces nos solemos topar con los típicos "solteros en casa" que aún a sus veinte/treinta/cuarenta y tantos años están pegados a sus madres con el cordón umbilical.

Entonces, surge una nueva problematica femenina...
Mujer que tienes una relación con un hombre que padece de mamitis, que cree que su madre es el sinónimo de la virgen maría, que tienes que pasar la barrera de conocer a su madre y que dicha señora te apruebe para que el sujeto te tome en serio... ¿Qué harías?.

En lo personal, ya que me ha tocado ser participe d…

Esa capacidad de pensar muchas cosas al mismo tiempo...

"I knowwhatittakestomoveon
I knowhowitfeelstolie
All I wantto do
Istradethislifeforsomethingnew
Holdingontowhat I haven't got" // LinkinPark - Waitingfortheend.Mi problema es que vivo acelerada y no aprendo a relajarme.
Quiero que las cosas sucedan y que sucedan ya. Eso no fuera un problema si las cosas se dieran como yo las pienso, muchas veces he dicho que soy multitasking, capaz de pensar mil cosas al mismo tiempo aunque no pueda hacer dos al mismo tiempo.
Supongo que si le bajo un poco al velocímetro, si trato de relajarme, si cojo las cosas por como vienen y no por cuando piensan venir, todo será más tranquilo... la situación complicada radica en como le digo a mi cuerpo que haga lo que mi cerebro piensa, porque cuando algo/alguien aparece, se desconecta todo.
Pero es una necesidad y más que una necesidad es una constante aprender a controlarme ya que pensaba que había superado la etapa de las mejillas rojas y ver hacia a otro lado cuando algo me incomodaba y/o/u me avergon…

Luchando contra la sociedad que presiona por títulos

¿Se han dado cuenta de que todo en esta vida es un título?

A lo largo de los años, todos luchamos por un título, una "meta" que es el resultado de haber estudiado (luchado) 18 años, más si decides estudiar en la Universidad y dependiendo, además, de la carrera que escojas.

Isla Santay, 2017. Foto: Jorge Duman.
Ojo, no estoy en contra de eso, no me malinterpreten. Estudiar es muy importante, es lo que te da una base para ser un profesional preparado en tu medio. Pero no, la excelencia no te la garantiza un título, muchos profesionales han obtenido su título de forma dudosa y eso no los hace buenos, obviamente. Así como hay personas que por ABC motivos no han terminado sus carreras y eso tampoco los hace malos profesionales. En este caso, el título importa, pero no es lo más importante. Son los conocimientos adquiridos los que te llevan a desempeñarte con excelencia en el área que escogiste.

Y aunque sé que el tema anterior se presta para debates, la realidad es que no es esa c…