miércoles, 4 de noviembre de 2009

No hay inspiración..

Supongo que llega un momento en la vida de todo blogger en que hace una pausa y se pone a pensar cual es el objetivo de tener una página online donde cuentas tus cosas.

En la red no hay privacidad, la privacidad se pierde en el momento que dejas tu anonimato atrás poniendo tu nombre que fácilmente puede ser hayado por la millonada de buscadores que existen.

Yo nunca fui anónima.
Siempre use mi nombre, pague el precio de ser como soy y escribir lo que me daba la gana.
Bien o mal a algunos les gustó.

Otros simplemente dejaban su insulto con el fin de hacer que me sienta mal (?), o liberar su propia frustración insultando al prójimo, que se yo...

Con 5 años bloggeando llegue a pensar que ya había dicho todo lo que tengo que decir, estaba pensando en cerrar esto y decir "que caso tiene seguir" hasta que me di cuenta que mis palabras eran ciertas y que yo no les escribo a ustedes.

Escribo para mí y aún tengo muchas cosas que decirme.

Peace and love...

That's all.

3 vivencias:

Ricardo Astrauskas dijo...

Una ves leí que para saber si tu blog vale la pena, tienes que leer de ves en cuando post antiguos.

Igual a mi me gusta tu blog y lo que escribes.

angel dijo...

no me digas recien lo noto....

bureado dijo...

Yo empecé a escribir en blogs (Blurty, LiveJournal, Blogspot, Wordpress, muchos otros locales y finalmente en servidores propios) desde 2003 y creo que pasé por las mismas dudas que tú. Pero no creo que ser un freaky de la privacidad sea incompatible con tener un blog donde poner las ideas que uno quiera. A mi me ha servido hacer una lista en papel de las cosas que puedo/quiero que la gente sepa y las que no, y cada vez que escribo un post (o publico una foto en Facebook o envío un correo a una lista de correos) reviso rápidamente la lista y verifico. En Latinoamérica no tenemos la cultura de la privacidad que tienen en otros países, ni el marco legal para que se garantice; y adicionalmente por más que uno se esfuerce siempre está la posibilidad de que un tercero publique información indeseable. En todo caso, nadie nos quita la libertad de tener un blog y escribir lo que nos parezca. ¡Sigue adelante!

Gente que me lee

Vivencias pasadas

Cosas de las vivencias:

Check PageRank