Ir al contenido principal

Guineo podrido...


Mi hermano sufrió un accidente hace menos de un año.

Por razones que aún están lejos de mi entendimiento, mi hermano se encontraba en el momento menos indicado allá por junio pasado.
Recuerdo el día como si hubiera ocurrido ayer. Gustavo se encontraba en mi casa, mi mamá le había dado permiso a mi hermano para que vaya a una reunión que suele hacer una religión que no vale la pena mencionar.

Decía que iba a hornear un pollo, una de las comidas preferidas de mi hermano, para cuando él regresara... El pollo terminó en la basura tres días después, cuando llegamos a mi casa del hospital. Supongo que mi mamá accedió a que mi hermano vaya a ese lugar ya que era raro que uno de sus hijos muestre interés religioso en algo. De hecho, creo que perdió la esperanza conmigo hace mucho, mucho tiempo, desde que le confesé, entre lágrimas, que era agnóstica desde siempre.

Ese día hubo un accidente en el bus en el que mi hermano regresaba. Murieron 10 personas y más de 20 tuvieron heridas muy graves. Por una afortunada coincidencia, mi hermano no estuvo entre los muertos, aunque le faltó muy poco. Se rompió el fémur, el hueso más largo del cuerpo humano, y sufrió algunas magulladuras.

Tuvo una larga y dolorosa recuperación, al momento lleva dos operaciones y va en camino a la tercera, en ella le sacarán una parte de la cadera para hacerle un injerto en la pierna, lo que causará que el callo que tiene en el hueso se forje más rápido. Tendrá una fea cicatriz de guerra para siempre, sin embargo, si me lo preguntan, creo que el precio es poco para lo que estuviéramos sufriendo si no lo tuviéramos con nosotros.

Hoy mientras lo cuidaba, en una clínica conocida de la ciudad, había un paciente al lado nuestro. Un señor humilde, supongo que cubría los gastos a través del seguro. Su hijo lo cuidaba, se encargaba de limpiarlo y tenerlo impecable.

Y mientras a nosotros nos llevaban comida y golosinas para pasar el rato y el aburrimiento, el joven a nuestro lado solo tenía un guineo muy maduro para comer, casi podrido. Lo había guardado entre tantas comidas horribles que suelen dar en la clínica, la horrible "comida de enfermo".

Cuando regresaba a casa, le pedí a mi mamá que le regalara una de las empanadas que mi hermano había dejado. Si hay algo que aún tengo presente y jamás puedo olvidar es que la comida no se bota y mi hermano odia comer comida helada. 

El joven respondió: "Qué Dios le pague".

Y sí, me pagó, teniendo a mi hermano cada día de mi vida. Regalar comida es lo menos que puedo hacer para agradecerle "al flaco" que aún me deje tenerlo conmigo.

Algunos dirán, entonces, ¿Por qué eres agnóstica si crees en una existencia superior?, fácil... yo sé que la religión no es algo que él haya creado.




Comentarios

Entradas populares de este blog

Solteros que viven dentro de las faldas de sus madres

Este post es inspirado por mi amiga personal Paulina, que cuenta con mi estima eterna y agradecimiento infinito ya que sus primeros consejos me sirvieron para saber como reaccionar con carácter ante un mundo de mentalidad machista.

¿Alguien alguna vez vio "Soltero en casa" (FailuretoLaunch)?

En Américalatina, no se toma tan literal la temática de la película en cuestión ya que no somos tan "openmind", sin embargo... Tenemos que reconocer que a veces nos solemos topar con los típicos "solteros en casa" que aún a sus veinte/treinta/cuarenta y tantos años están pegados a sus madres con el cordón umbilical.

Entonces, surge una nueva problematica femenina...
Mujer que tienes una relación con un hombre que padece de mamitis, que cree que su madre es el sinónimo de la virgen maría, que tienes que pasar la barrera de conocer a su madre y que dicha señora te apruebe para que el sujeto te tome en serio... ¿Qué harías?.

En lo personal, ya que me ha tocado ser participe d…

YouTube: ¿Por qué es necesario reinventarte constantemente?

¡Feliz término de feriado a todos!
Debo admitir que escribir en este blog -obligarme a hacerlo- cada semana es terapéutico. Mi necesidad de comunicarles cosas es aplacada y me alegra, de una u otra forma, que lo entiendan como una forma de abrir mi corazón para ustedes. 

Y mientras escribo mi post semanal, pienso en la necesidad de la reinvención. Todo mientras escucho un disco que está próximo a cumplir 20 años y que era mi disco favorito de niña, '¿Dónde están los ladrones?' de Shakira. Recuerdo que cuando era niña me divertía imitarla, me sabía todas sus canciones. Y me parece una divertida coincidencia que sea ella la que suena cuando quiero hablar de la reinvención... porque de verdad, esa mujer es la reinvención ambulante.


Pero bueno, adentrándonos en el tema hace un rato hablaba con mi mamá sobre los trabajos tradicionales vs. YouTube. Le explicaba acerca de la problemática de la monetización de YouTube y cómo la comunidad youtuber se está quejando porque Google les está p…

Esa capacidad de pensar muchas cosas al mismo tiempo...

"I knowwhatittakestomoveon
I knowhowitfeelstolie
All I wantto do
Istradethislifeforsomethingnew
Holdingontowhat I haven't got"
// LinkinPark - Waitingfortheend.Mi problema es que vivo acelerada y no aprendo a relajarme.
Quiero que las cosas sucedan y que sucedan ya. Eso no fuera un problema si las cosas se dieran como yo las pienso, muchas veces he dicho que soy multitasking, capaz de pensar mil cosas al mismo tiempo aunque no pueda hacer dos al mismo tiempo.
Supongo que si le bajo un poco al velocímetro, si trato de relajarme, si cojo las cosas por como vienen y no por cuando piensan venir, todo será más tranquilo... la situación complicada radica en como le digo a mi cuerpo que haga lo que mi cerebro piensa, porque cuando algo/alguien aparece, se desconecta todo.
Pero es una necesidad y más que una necesidad es una constante aprender a controlarme ya que pensaba que había superado la etapa de las mejillas rojas y ver hacia a otro lado cuando algo me incomodaba y/o/u me avergon…