Ir al contenido principal

Un karma menos...

A lo largo de mi vida he tenido problemas con muchas personas, en parte porque tengo un carácter de mierda y en parte porque soy muy impulsiva, más cuando era joven, hablaba sin pensar, incluso a veces lo hago y me arrepiento después.

Anoche fue el cumpleaños de mi mejor amiga, la que quiero y me quiere, la que amo y me ama. 10 años de idas y venidas, de estar cuando me necesita, de estar cuando la necesito. Y qué extraña es la amistad, que a veces debes hacer cosas necesarias por esa persona y por ti, es una especie de negociación.

Me explico: Elizabeth tiene una mala costumbre, ser amiga de personas que yo odio/odiaba. El problema de eso es que a esas personas las veo todos los años, en sus cumpleaños. Y lo odio.

Ayer me topé con un viejo karma. Una persona de la que yo hablé mal, ella me respondió, nos odiabamos, en fin... Un drama entero. Así que me tomé una biela, me acerqué a esa persona y le dije: "Discúlpame, fui una inmadura... eres madre, te admiro por eso. Yo a duras penas puedo manejar mi vida".

Para mi sorpresa, esa persona me dio un abrazo, me dijo que "la cuenta estaba saldada" y se disculpó conmigo. Un gesto tan pequeño que me enseñó mucho.

Las disculpas, aunque sean después de años, valen la pena. Vale la pena siempre reconocer errores, vale la pena borrar el pasado y continuar... Ahora sé que cuando me tope con esa persona en otra situación, todo estará bien. Todo es cuestión de ceder.

Aquí viene la parte loca del relato: Hasta las 19H00 de ayer yo no iba a ir a la fiesta, pero ahora tengo una conciencia. Una conciencia que no me dice qué hacer, sino que me guía hacia lo correcto.

De ese tema les contaré luego... creo, o quizás no. No lo sé.

That's All.


Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Por qué me alejé de los medios tradicionales?

Nunca tuve dudas, cuando me preguntaban qué quería estudiar lo tenía clarísimo: Periodismo.
Allá por el 2007, cuando tuve la oportunidad de salir en "Aprendamos" exponiendo a mi familia y hablando de mi vida en televisión nacional, muchos adolescentes no tenían claro que querían ser de grandes. Yo sí, yo quería ser periodista. Con el paso de los años, me di cuenta de que yo no quería ser una periodista tradicional. Y en este artículo les contaré por qué y qué es lo que me llevó a tomar el rumbo que he tomado. Producción de "Ecuador Olímpico", Loc: Comité Olímpico Ecuatoriano, abril 2017. Foto: Anabel Coronel.
Verán, y quiero dejarlo claro de entrada, este post es un artículo hablando desde mi punto de vista, de mi experiencia. No tiene la intención de juzgar a aquellos periodistas que día a día llevan las noticias a sus casas. Yo respeto ese tipo de periodismo, aunque no sea lo que yo busco en mí. Y quizás muchos no estén de acuerdo con lo que escribiré, no espero …

Solteros que viven dentro de las faldas de sus madres

Este post es inspirado por mi amiga personal Paulina, que cuenta con mi estima eterna y agradecimiento infinito ya que sus primeros consejos me sirvieron para saber como reaccionar con carácter ante un mundo de mentalidad machista.

¿Alguien alguna vez vio "Soltero en casa" (FailuretoLaunch)?

En Américalatina, no se toma tan literal la temática de la película en cuestión ya que no somos tan "openmind", sin embargo... Tenemos que reconocer que a veces nos solemos topar con los típicos "solteros en casa" que aún a sus veinte/treinta/cuarenta y tantos años están pegados a sus madres con el cordón umbilical.

Entonces, surge una nueva problematica femenina...
Mujer que tienes una relación con un hombre que padece de mamitis, que cree que su madre es el sinónimo de la virgen maría, que tienes que pasar la barrera de conocer a su madre y que dicha señora te apruebe para que el sujeto te tome en serio... ¿Qué harías?.

En lo personal, ya que me ha tocado ser participe d…

Esa capacidad de pensar muchas cosas al mismo tiempo...

"I knowwhatittakestomoveon
I knowhowitfeelstolie
All I wantto do
Istradethislifeforsomethingnew
Holdingontowhat I haven't got"
// LinkinPark - Waitingfortheend.Mi problema es que vivo acelerada y no aprendo a relajarme.
Quiero que las cosas sucedan y que sucedan ya. Eso no fuera un problema si las cosas se dieran como yo las pienso, muchas veces he dicho que soy multitasking, capaz de pensar mil cosas al mismo tiempo aunque no pueda hacer dos al mismo tiempo.
Supongo que si le bajo un poco al velocímetro, si trato de relajarme, si cojo las cosas por como vienen y no por cuando piensan venir, todo será más tranquilo... la situación complicada radica en como le digo a mi cuerpo que haga lo que mi cerebro piensa, porque cuando algo/alguien aparece, se desconecta todo.
Pero es una necesidad y más que una necesidad es una constante aprender a controlarme ya que pensaba que había superado la etapa de las mejillas rojas y ver hacia a otro lado cuando algo me incomodaba y/o/u me avergon…